Comunicados de Prensa

null

Hasta el cierre de abril se otorgaron más de un millón de créditos en el sistema financiero privado

De acuerdo con datos de Equifax, buró de crédito en Ecuador, hasta abril de este año se realizaron 1´028.960 operaciones crediticias en los bancos y cooperativas del sistema privado del país.  Esta cantidad de otorgamientos beneficiaron a aproximadamente 929 mil personas.


Asimismo, el análisis de datos realizado por el equipo de Operaciones de la firma muestra las edades de las personas que accedieron a un crédito: el 34% del total de beneficiarias, algo más de 319 mil, tienen entre 35 y 49 años. El 28%; es decir, unos 262 mil, entre 25 a 34 años; más de 178 mil, el 19%, tienen edades entre los 50 a 64 años. Los mayores a 65 años, corresponden al 5%, con cerca de 48 mil personas; y finalmente, otro 5% corresponde a unas 46 mil personas entre los 18 y 24 años.  Adicional a esto, aproximadamente 75 mil personas (8%) no reportaron sus edades.

Con relación al tipo de crédito, el más apetecido fue el de consumo con aproximadamente 446 mil concesiones (43% del total de créditos concedidos), le sigue el microcrédito con más de 435 mil operaciones (42%), después el comercial con cerca de 140 mil (13%); y, finalmente, el hipotecario con más de 6.600 colocaciones (0,6%). Cabe resaltar que, en el caso del crédito para la compra de una vivienda se reportan exclusivamente las operaciones del sistema bancario privado, sin contar con aquellas que corresponde al Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess).  

Verónica Rodríguez, gerente de Operaciones de Equifax, menciona que en lo que va del 2021, marzo fue el mes que más ha registrado créditos, con un total de 300.829 operaciones. En tanto, en enero más de 244 mil créditos fueron concedidos, en febrero unos 245 mil y en abril, 238 mil aproximadamente.


A propósito de la publicación de estos datos, Rodríguez explica que para llegar al análisis se utilizan las operaciones reportadas por las Superintendencias de Bancos y de la Economía Popular y Solidaria; pero, que si bien, el rol del buró de crédito es el de la recopilación de la información y otorgar las herramientas para el análisis por parte de los otorgantes de crédito, la decisión de la concesión es de las entidades financieras, las mismas que lo hacen de acuerdo con sus propias políticas. “El buró no aprueba ni niega los créditos” puntualiza la ejecutiva.


Durante los cuatro primeros meses de 2021, se realizaron más de 10 millones de consultas de información crediticia. Si bien una consulta no representa necesariamente que a una persona haya se le haya concedido un préstamo, sino que se ha visto su perfil crediticio, existe una correlación entre las consultas al sistema de información de riesgo crediticio y los créditos otorgados por el sistema y el acceso a bienes o servicios por parte de la población. Por ejemplo, en una casa comercial una persona puede ser consultada para saber si podría aplicar a una compra a crédito.

Asimismo, un banco, a pedido de su cliente, puede revisar su información y con base a ello, realizar una variedad de ofertas de servicios financieros que le permitan tomar la mejor decisión. En consecuencia, las consultas a la información crediticia están relacionadas con el otorgamiento de créditos, así como el acceso a diversos bienes y servicios por la población en general.
En otro aspecto y con relación a los usuarios de tarjetas de crédito, de acuerdo con los datos de Equifax se calcula que hasta abril de este año se registraron 2´421.853 tarjetahabientes. De ellos, más de 222 mil corresponden a personas que obtuvieron una nueva tarjeta de crédito entre los cuatro primeros meses de 2021. 


Asimismo, se calcula que, entre enero a abril, 1,2 millones de personas poseían 1 tarjeta de crédito; mientras que, unos 570 mil tarjetahabientes manejan 2 tarjetas y 3 tarjetas de crédito son administradas por unas 293 mil personas; en tanto, 316 mil usuarios manejan 4 o más de estos medios de pago.
Con estas cifras de por medio, la experta de Equifax enfatiza en la necesidad de seguir creando una cultura de salud financiera en los usuarios de modo que, el destino de sus créditos sirva para efectivamente desarrollar su mejor capacidad financiera. Para ello, Rodríguez ofrece una serie de recomendaciones para lograr este objetivo.

 

  1. Hacer un presupuesto. Es fundamental saber cuántos ingresos y cuántos gastos tenemos cada mes. Lo saludable es que los ingresos siempre sean mayores que los gastos e incluso que quede una cantidad adicional para el ahorro.
  2. El ahorro es vital para nuestra salud financiera. Intente cada mes ahorrar una cantidad de dinero, no es necesario que sea grande, se puede empezar con una suma menor e ir subiendo con el tiempo. El ahorro, que puede servir para múltiples cosas como comprar algo especial o pagar unas vacaciones, también puede ayudar a pagar una cuota de un crédito.
  3. Saber en cuánto puede endeudarse. A eso se le conoce como capacidad de pago, que es un porcentaje del saldo que queda de la resta de los gastos de los ingresos. Al comprar algo a crédito o al solicitar un préstamo, calcule que la cantidad a pagar no sea mayor a ese porcentaje.
  4. Si por alguna razón incumple con sus compromisos de pago, lo ideal es siempre conversar con la entidad con la que adquirió el crédito y conocer cuáles son sus opciones para llegar a un acuerdo y empezar con un nuevo plan de pagos en función de la nueva capacidad que tengamos.
  5. También, se recomienda consultar su reporte de crédito al menos cada 3 meses para conocer el estado de sus obligaciones crediticias. Puede consultar el reporte en las oficinas de Equifax de Quito y Guayaquil, Agencias de Servipagos, Red Activa Western Union e Instituciones Financieras y locales comerciales de la Red de Servicios Facilito en todo el país. También se puede consultar online desde la web www.equifax.com.ec/miscreditos  
  6. Finalmente, es importante no caer en estafas. Hoy en día circulan en redes sociales ofertas que prometen “limpiar” el historial de crédito. Se trata de una estafa. La información crediticia no se limpia. La única forma de tener una historia atractiva es teniendo hábitos financieros saludables.